A través de los ojos de una Social Media Manager

¿Qué he aprendido de llevar redes tanto tiempo?

Las redes sociales han formado parte de mi día a día desde hace tiempo… Quizá no desde muy chiquita como las nuevas generaciones, pero sin duda marcaron y marcan la manera de interactuar con mi familia, amigos, pareja, negocios… y ahora forman parte de mi carrera profesional (y de mis ingresos). Por más de 5 años he escogido estar detrás de la pantalla para comprender lo que son, lo que reflejan y lo que atraen. 


Construir, administrar y mantener la comunidad online de varias empresas (de distintos sectores y diferentes dimensiones)  me ha hecho empatizar tanto con clientes como con propietarios y me ha hecho darme cuenta de que (al menos desde mi experiencia y aplicándolo a generalidades) cada vez hay menos “puntos medios”.

Cuando se trata de nosotros mismos, sacamos lo mejor a través de estas plataformas… tus mejores fotos, los mejores memes, tus mejores intereses… pero cuando se trata de los demás a veces, nos armamos de valor para expresar lo que nunca habríamos hecho en persona y nuestras opiniones y experiencia se vuelven las únicas que cuenta en todo el contexto.  

Para muchos negocios las redes sociales toman un papel muy importante. Lo que pasa en ellas impacta significativamente el estado anímico y de salud de sus propietarios y por eso escribo hoy este artículo. Los likes o follows se vuelven la aceptación de su producto o servicio y las reseñas la ventana de la supuesta “verdad”.

Los invito a cuestionarse lo siguiente: ¿Cuántas reseñas creen que están contando todo el contexto?¿Cuántas de ellas se basan en un sólo momento habiendo experimentado tantos? 

Por ejemplo, vas al mismo restaurante por años, quizá por temporadas, y el día en que las cosas ya no son perfectas, entonces decides hacer una valoración negativa… “Fui por años, pero hoy….” “Era cliente frecuente, pero a partir de…” “Lástima porque me encantaba”, etc.
¿Por qué muchas veces publicamos la reseña hasta que algo negativo sucedió y no antes?

Detrás de ese empleado que te trató mal, el producto que no fue lo que esperabas o del servicio que te decepcionó, hay más circunstancias y personas que están conectadas. Es decir, el mal día de un empleado, no significa que los dueños y el resto de los trabajadores no laboren día con día por mejorar o mantener un buen servicio. 

Existen también situaciones de las cuales no nos hacemos responsables o que no mencionamos para no quedar expuestos. Llámales faltas de respeto, actitudes groseras, faltas de aceptación ante una política, omisiones en conversaciones, etc…

Hoy tomo esta perspectiva, pero no invalida o hace menos la del cliente o del usuario. Hay escenarios y negocios en los que aplica y también en los que no. Existen los que sí necesitan esas reseñas y que además les sirve para mejorar. Y es que al final se trata de eso, del punto medio.


Espero que esta introspección sea de utilidad para algunos lectores (ojalá para todos) y les de otra perspectiva a las reseñas que dan y de las reseñas que leen, porque al final todos somos usuarios. Reconozcamos lo bueno, hagámonos responsables de lo nuestro y mejoremos como negocios y como personas. 

2 respuestas a “A través de los ojos de una Social Media Manager”

  1. Súper de acuerdo con Montse!
    creo que las redes sociales tienen su parte negativa, pero también la positiva y con un gran peso. Coincido en que todo es perspectiva y el enfoque que le quieras dar, si decides usarlo para crecer o ayudar a crecer a alguien/algo, o si sólo se usa como “escondite” para expresar negatividad. Entendamos la responsabilidad que nos compete el hacer uso de las redes.

  2. Absolutamente de acuerdo. A veces el anonimato de las redes se vuelve un poder terrible que daña no solo a los negocios. Se requiere de criterio y de evaluar si al poner un comentario este ¿es necesario? ¿Es verdad? ¿Es amable? Con eso se resolverían muchas cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.